Tumulos

En el sector funerario y hospitalario, donde el uso de cámaras mortuorias es fundamental, la cámara modular de túmulos  ocupa un apartado dentro de la refrigeración. Por su naturaleza y requisitos, las cámaras funerarias deben seguir estrictas normas sanitarias en cuanto a su uso, limpieza e higiene, lo que requiere la disponibilidad de cámaras frigoríficas exclusivas para cuerpos y cadáveres.

Estos son los usos y sectores de las cámaras modulares de túmulos

-Sector de hospitales.

-Áreas de anatomía patológica relacionadas con los hospitales.

-Sectores del derecho o de la medicina forense.

-Áreas docentes de hospitales y universidades.

-Industria funeraria y funerales.

Dado que estas cámaras son resultado de sistemas modulares de construcción y montaje y se personalizan en longitudes y alturas para acomodar los cuerpos necesarios, se pueden adaptar a los requisitos de cada instalación. Para garantizar una perfecta refrigeración en dichos espacios y el nivel de confiabilidad necesario para este tipo de aplicaciones, se deben cumplir una serie de requisitos legales marcados por la legislación local y autonómica que rige en cada ubicación.

En usos y procedimientos hospitalarios, una vez que se certifica que un cadáver está muerto, se debe conservar en cámara frigorífica a la espera de la disposición adecuada y necesaria en cada caso.

La razón por la que los cuerpos deben colocarse en estos recintos, también conocidos como túmulos, es porque la descomposición ocurre muy rápidamente, y es costumbre colocar los cuerpos en estas cámaras para evitar este rápido proceso y permitir que la descomposición avance más lentamente.

¿Que conocemos por túmulo?

Un túmulo es un espacio sellado y refrigerado que alberga un cuerpo en un ataúd y permite la exposición antes de que se realice el acto final de entierro o cremación. Estos espacios expositivos sirven como cámaras frías (cámaras funerarias) en sí mismos, manteniendo las condiciones frías de temperatura y condiciones ambientales antes mencionadas para retardar el proceso de descomposición. El escaparate permite a los visitantes ver lo que hay dentro.

 

Los ambientes creados por las sustancias químicas utilizadas en la manipulación del cuerpo, el procedimiento de embalsamamiento y la tanatopraxia requieren túmulos con acabados en acero inoxidable antimagnético (posibilidad de incorporación en calidades AISI 304-18/8) y aplicaciones de pulido sanitario tanto en el interior como en el exterior. Construido a partir de paneles sándwich con aislamiento de poliuretano inyectado que varían en espesores desde 60 hasta 80 y 100 mm, según requerimientos o necesidades. Todos los paneles tienen juntas selladas, que también se pueden utilizar para la construcción. Las puertas vienen con bisagras recubiertas de resina epoxi y cierres superpuestos para facilitar la apertura y el cierre. Estas cámaras funerarias y hospitalarias suelen incluir equipos de refrigeración compactos para facilitar estas instalaciones. Este equipo puede funcionar a temperaturas positivas u ocasionalmente incluso negativas dependiendo de los requerimientos y necesidades.

En ISOTERMIA, sea cual sea su necesidad, ofrecemos a nuestro cliente una amplia solución en cuanto a túmulos se refiere. Plantéenos su caso y nuestro gran equipo profesional lo examinara a medida para ofrecerle lo mejor en cada caso. No lo dude.

Scroll al inicio
Ir al contenido